jueves, 23 de marzo de 2017

Una de las grandes empresas europeas buscará programadores en Valladolid

La firma austriaca Catalysts, socia de los vallisoletanos David Fuertes y Benjamín Torres en GRASP, utilizará la universidad como sede de ... thumbnail 1 summary


La firma austriaca Catalysts, socia de los vallisoletanos David Fuertes y Benjamín Torres en GRASP, utilizará la universidad como sede de su concurso.

Imagen del certamen celebrado en Linz en 2016


David Fuertes y Benjamín Torres miran siempre que pueden a Valladolid. Porque aquí se formaron, porque mantienen aquí a su familia y porque, al fin y al cabo, cuando uno sale de un grupo de investigación siempre conserva ciertos vínculos. La Universidad de Valladolid ha sido su punto de partida y ahora, aprovechando sus sinergias con su socio Catalysts, quieren que se convierta en un lugar al que miren firmas como la potente empresa austriaca de software.

Catalysts realiza desde hace ya diez años un concurso de programación con el que aprovecha para detectar y captar talentos.Es un certamen importante en el que se puede participar también a través de Internet. Normalmente se celebra en Austria y en alguna otra sede.Así, la última edición se llevó a cabo en la Universidad Johannes Kepler, en Linz, y en Cluj, en Rumanía. Entre ambas pruebas se superaron los mil participantes.

Este año, por intermediación de David y Benjamín, Valladolid y Li-lle también serán sedes presenciales del concurso de programación de Catalysts. Han querido contar con patrocinadores locales para este evento y los han encontrado sin salir de la Universidad de Valladolid.A apenas unos metros de la Escuela de Ingeniería Informática, en el Parque Científico, han hallado el apoyo de Solid Gear –otra empresa nacida en Valladolid y con fundadores vallisoletanos– y de Cognizant, firma norteamericana establecida hace un par de años aquí.

«Serán sedes presenciales para el concurso internacional», presume David, que ya cuenta con que habrá una participación aceptable para esta primera edición en la UVA, gracias al apoyo de la Escuela de Ingeniería Informática y del grupo de programación competitiva de la UVA. La fecha del próximo concurso es el 31 de marzo.

La intención de David Fuertes y Benjamín Torres es que la UVA se establezca como sede definitiva para este concurso. La idea es comenzar poco a poco, para consolidarla de un modo adecuado.Más o menos al estilo con el que surgió el actualCCC (Catalysts Coding Contest). «Comenzamos con 50 participantes en el año 2007 y terminamos con más de 1.000 en el año 2016», explican los responsables de la empresa en su web. «¿Cuántos participantes tendremos en el vigésimo quinto CCC, que se celebrará el 31 de marzo de 2017 en 15 ciudades simultáneamente?», se preguntan.

La duración del concurso ronda las cuatro horas, según explican, aunque hay diferentes niveles para poder permitir una participación lo más amplia posible.

Curiosamente, los austriacos se presentan como abanderados de los concursos ‘onsite’, es decir, presenciales, en lugar de ‘online’.«Realmente incentivamos que sea así, por ejemplo, entregando premios únicamente a los participantes en los concursos presenciales». Y añaden un dato a tener en cuenta.«Algo interesante es que los programadores más rápidos siempre han participado de forma presencial». Así que la UVA espera a los atrevidos.




Vía El Norte de Castilla